Evaluación de zonas de riesgo ATEX

El Real Decreto 681/2003, transposición de la Directiva Europea 1999/92/CE, es la normativa que afecta a emplazamientos en los que se utilizan o almacenan sustancias susceptibles de generar una atmósfera explosiva. En caso de verse afectado, es obligación del Empresario evaluar y controlar los riesgos específicos de Atmósferas Explosivas (ATEX) que puedan generarse en sus instalaciones, teniendo en cuenta:

  • La probabilidad de formación y la duración de atmósferas explosivas.
  • La probabilidad de la presencia y activación de focos de ignición, incluidas las descargas electrostáticas.
  • Las instalaciones, las sustancias empleadas, los procesos industriales y sus posibles interacciones.
  • Las proporciones de los efectos previsibles.

Siempre que existan sustancias inflamables en la empresa en forma de gas, vapor, niebla o polvo y puedan mezclarse con el aire en cantidades peligrosas existe riesgo de explosión y por tanto es necesario que dicho riesgo sea evaluado y controlado.